14/11/2019

Las conjunciones “y”, “si”, por separado no tienen mayor significado ni función que el propio. Es cuando se juntan que obtienen el poder de atormentarnos. ¿Y si…? ¿Y si no suena el despertador? ¿Y si al llegar tarde me despiden? ¿Y si al quedarme sin trabajo no puedo pagar la hipoteca? ¿Y si mis hijos…

¡Suscríbete al blog!

Introduce tu correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comentarios recientes

Eventos