Historia de una portada

Hablemos de la portada. De lo importante que es y de, en este caso en concreto, el valor sentimental que tiene. Como ya sabéis, hace poco publiqué mi última novela: Palabra de McKenzie. Entre todas las decisiones que tuve que tomar estaba la de elegir una portada que no fuese la típica de novelas escocesas medievales. No quería torsos desnudos, ni castillos de fondo, ni espadas, ni tartanes. La quería a ella, a la protagonista. ¿Qué hacer cuando te pasas horas frente a bancos de imágenes y ninguna encaja con la que tienes en mente? Pues que decides tomar las riendas. No hay novela más mía que esta porque hasta nos encargamos de la portada. Así que permitidme que me muestre orgullosa y comparta con vosotros el proceso.

Continuar leyendo

Duncan McKenzie. Tercera parte

El cielo presagiaba tormenta y el viento traía el olor a humedad del bosque, pero no le importó acabar empapada si por fin podía reunirse de nuevo con Duncan. Tres días, tres largos, angustiosos y expectantes días a la espera de que por fin pudiese gozar de cierta libertad para correr a su encuentro. Cuando su padre anunció que él y sus hermanos se ausentarían todo el día no lo dudó y en cuanto los vio desaparecer corrió al encuentro de su amado.
Los truenos la acompañaron en su alocada carrera hasta que divisó el muro, y tras él, a Duncan pasearse como un perro enjaulado por sus tierras. La dicha que sintió al ver que no había faltado a su promesa se extendió por su pecho y gritó su nombre.

Continuar leyendo

Duncan McKenzie. Segunda parte

Duncan no faltó a su promesa y ella encontró flores en el muro cada día. No obstante, no había vuelto a coincidir con él. Cuando lograba salir de su casa, tras pedir permiso a su padre y dejar organizadas las tareas del hogar, corría como si los lobos la acecharan a sabiendas que el sol ya lucía demasiado alto para que volviese a producirse un encuentro y que con total probabilidad, solo la esperasen las flores sobre las frías piedras.
Hacía más de una semana que acudía a recoger sus presentes, cada vez más abundantes y diversos en tamaños y colores, pero hoy por fin había logrado escabullirse más pronto y guardaba la secreta esperanza de un nuevo reencuentro.

Continuar leyendo

Palabra de McKenzie

Dentro de unos días publicaré mi nueva novela: Palabra de McKenzie. Una historia de amor, pero también de honor, en la que los protagonistas lidiarán con intrigas políticas, traiciones y nobles desalmados. Pero sobre todo, contra sus propios instintos. Niall McKenzie es un hombre de honor, cuando da su palabra nada ni nadie es capaz de hacerle cambiar de opinión. Es el mejor vasallo y más valeroso guerrero del noble Robert Bruce. Sin embargo, las hermanas Campbell aparecen en su vida para volverla del revés en el peor momento político posible. Un encuentro casual, en circunstancias poco menos que incómodas, pondrá a Eryn Campbell en los brazos de Niall. Los cabellos de fuego, labios de pecado y cuerpo exuberante de la joven desatan una pasión irrefrenable en el líder del clan McKenzie que amenaza con lanzar a perder toda la contención y frialdad que lo caracterizan.

Continuar leyendo