Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Historia de una portada

Hablemos de la portada. De lo importante que es y de, en este caso en concreto, el valor sentimental que tiene. Como ya sabéis, hace poco publiqué mi última novela: Palabra de McKenzie. Entre todas las decisiones que tuve que tomar estaba la de elegir una portada que no fuese la típica de novelas escocesas medievales. No quería torsos desnudos, ni castillos de fondo, ni espadas, ni tartanes. La quería a ella, a la protagonista. ¿Qué hacer cuando te pasas horas frente a bancos de imágenes y ninguna encaja con la que tienes en mente? Pues que decides tomar las riendas y hacer como hicieron mis compañeras y amigas: Luna González con su portada de Y yo en zapatillas (que para quien no lo sepa son ella y su marido); o en Rescátame y te llevaré conmigo, que contó con la inestimable ayuda de unos amigos.

Y como también lo hizo Kris L. Jordan, en su novela Y, de pronto llegaste tú, cuya modelo es su hija (no creo que pudiese haber encontrado otra mejor).

 

Así que tentada por la posibilidad de crear yo también una portada única y original, embarqué en mi locura a Carolina, la hija de mi amiga Lorena, y a Agustín Serra, un fotógrafo y un profesional como la copa de un pino. Pero sobre todo, un amigo.

Así que ahí me tenéis a mí comprando un camisón medieval por internet y una peluca roja para la sesión de fotos, recortando cartulina para el colgante (porque no me valía cualquiera, tenía que ser así por el valor que tiene en la novela), y ya luego el photoshop hizo el resto. Una vez listo el atrezo, vino aquello de que el camisón era talla única pero cabían diez dentro y tuvimos que engancharlo con pinzas y que la peluca (de drag queen total) soltaba pelos por minutos. Pero bueno, el resultado fue estupendo y no faltaron las risas.

Pensaréis que ahí se acaba todo. Nada más lejos de la realidad.

Este verano mi marido y yo nos fuimos a Escocia. Un viaje espectacular que os recomiendo. El caso es que una vez clara la modelo, necesitábamos un fondo.  Y ahí tenéis a mi amante esposo durante nuestro viaje haciendo fotos de muros, claustros, etc. Ya puestos, os contaré una anécdota divertida. En una de nuestras excursiones, fuimos a ver la capilla de Rosslyn —para aquellos que no lo sepan, allí se rodó una escena de la película del Código da vinci—. Bueno, a lo que íbamos. El caso es que yo, muro que veía que podía tener posibilidades de portada, muro que pedía que fuese fotografiado. Y ahí estaba mi abnegado compañero de vida revisando el encuadre, la luz y todos esos detalles técnicos que yo desconozco para que las paredes o claustros tuviesen la suficiente calidad. Importancia de elementos arquitectónicos que debió percibir una señora, con una camará profesional, porque a partir de ese momento se dedicó a seguirnos de lejos y fotografiar lo mismo que nosotros desde los mismos sitios: paredes. Simples paredes de piedra.

Al final, la imagen que véis detrás de la chica de la portada es del claustro de la universidad de Glasgow, me enamoré de él en cuanto lo vi. La foto es nuestra, también la hicimos nosotros.

Como véis, es cierto que no hay novela más mía que esta porque hasta nos encargamos de la portada. Así que permitidme que me muestre orgullosa y comparta con vosotros el proceso. Para mí ha quedado estupenda. ¿Qué os parece a vosotros?

Por cierto, si necesitáis un buen fotógrafo o a alguien que se encargue de vuestras portadas, no dudéis en contactar con Agustín.
Datos de contacto: agustin@claimagen.com; Claimagen.com; telefono: 685 82 94 90

 

Tessa.

Comentarios

5 comentarios

Nere Gurutxeta

La portada es preciosa y más sabiendo el proceso de ilusión que lleva detrás!!

Tessa C. Martín

¡Muchas gracias, Nere! :*

LUNA GONZÁLEZ

Que es una portada maravillosa y está a la altura de esta increíble historia.
Por mi experiencia diré, que aunque hacer tus propias portadas lleva trabajo, pero sobretodo mucha tensión, vale la pena saber que esa imagen también es parte del libro.

Una vez más enhorabuena por este trabajo.

Tessa C. Martín

Te doy toda la razón, vale muchísimo la pena. :*

maribel (Vanedis)

Es una portada preciosa y de verdad que me cuesta creer que con esos elementos (ropa comprada por Internet, pelucas, etc), hayais conseguido ese resultado final. Felicidades a todos ! Y ya dicho sea de paso, gracias por no ponerme una portada de torso desnudo, jaja !
Besos!


Deja un comentario

Deja un comentario