Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Del aquí y ahora al ya veremos

Una sensación extraña esta de darle al botón y que aparezca una página en blanco. Después de muchos meses, en concreto algo más de un año, cierro un proyecto que me ha aportado mucho. Escribir una novela romántica histórica ha convertido en obsesión que estuviera pendiente de pequeños detalles, que en principio pueden pasar desapercibidos, pero que a la hora de escribir este tipo de historias son fundamentales. He aprendido muchísimo y lo que es más importante, lo he hecho mientras disfrutaba con cada palabra.

Si me preguntáis cuál de mis novelas es mi favorita, os responderé que la última que he escrito. Quizá porque es la más reciente, quizá porque con cada una de ellas aprendo, quizá porque siempre asociaré lo que viví en aquel momento con lo que escribía. Pero lo cierto es que ésta, de verdad de la buena, lleva una parte muy importante de mí. Para cada una de las historias que he escrito ha habido un tiempo, un momento concreto. Ahora era el suyo. Necesitaba poner un poco de espacio entre las novelas que había publicado y, con esta que acabo de terminar, creo que lo he conseguido. Necesitaba la libertad de poder tejer una historia que no estuviese subordinada a otra anterior (como es el caso de Lo que quiero contigo o como me sucedió con Misión Hippy por su origen en el blog). Porque lo que me pasa con la lectura cuando elijo qué libro empezar, también me sucede con la escritura. Para comenzar de nuevo tengo que estar ilusionada con ese proyecto, darme cuenta, mientras estoy haciendo otra tarea, de que su historia ha invadido mi mente y necesito sentarme a escribir, dejar incluso que se adueñe de mis sueños. Fácil, ¿no?

Pues no. Mis lectoras cero dicen que me gusta complicarme la vida y quizá tengan razón y recién lo acabo de descubrir. Pero es que era muy tentador utilizar hechos históricos reales en los que enmarcar la historia de amor, suponía ir un pasito más allá y no me pude resistir. Además ha quedado tan bonita… (yo que voy a decir). El caso es que mientras tecleas en el ordenador, no piensas en nada más que en ellos. En los personajes y su historia de amor. No hay espacio para el después porque el ahora es muy intenso. Pero todo principio tiene su fin. ¿Qué sucede cuando la terminas? Entonces te invade una mezcla de satisfacción, inquietud y desconcierto que dura meses. Sí, meses. Porque ese es el tiempo que transcurre desde que decides enviarla para su valoración editorial hasta que (si tienes suerte) te contestan afirmativamente. Mientras la euforia inicial de haber escrito algo que me ha llenado durante muchos meses se va disipando llegan ellas: las dudas. Esas con las que tengo que lidiar mientras otra página en blanco me espera. Otra historia para la que ha llegado su momento y otros personajes que volverán a robarme el corazón.

Y el círculo vuelve a comenzar mientras me centro en el aquí y ahora, y de fondo se oye el eco persistente del ya veremos.

Los lectores en busca de personajes crean escritores que a su vez crean personajes en busca de lectores. Alberto Manguel
Comentarios

6 comentarios

Noemí

Creo que te enfrentas muy bien a la página en blanco y te entregas a la historia que fluye de tu cabeza a tus dedos mientras tecleas. Es así como se construyen buenas historias con calma, reflexión y constancia. Ésa eres tú y asi trabajas y eso se nota aunque es normal que tengas dudas pero yo no las he tenido desde que empecé a leerte.
A ver cuándo empezamos a saber más de ese nuevo proyecto que nos tienes en ascuas.
Un beso

Tessa C. Martín

Querida Noemí, qué bien me conoces. La verdad es que no me sale escribir de otra manera. 😉
Yo también espero poder tener noticias pronto. En cuanto se den, seréis los primeros en saberlo. ¡Un besazo enorme!

Maribel

Ole tú, Tessa! Me encanta saber que este nuevo proyecto que has acabado te ha dejado un buen sabor de boca, y eso que estoy segura de que esto no ha hecho más que comenzar….De eso se trata, de disfrutar mientras escribes, repasas y hasta que veas publicado ese nuevo trabajo y lleguen las primeras valoraciones de los lectores.
Ni qué decir tiene que estoy deseando que nos dejes caer por aquí algún detalle más sobre la novela….histórica, la cosa pinta muy bien !
Besos !

Tessa C. Martín

¡Muchas gracias, Maribel! De momento no puedo soltar prenda y tengo que tomar algunas decisiones. Pero sea como sea, la novela verá la luz. 😉
¡Un besazo enorme!

Glace

¡¡Mi querida Tessa!! Mi enhorabuena por haber terminado tu PROYECTO, y sí con mayúsculas, porque era tu reto en este momento.
Es normal que tengas dudas, pero siempre cocinas a fuego lento las historias y salen estupendamente. No tengas miedo, seguro que será una buena novela, con unos personajes que nos hará babear y que nos mantendrá enganchadas hasta las tantas.
Sigue escribiendo como hasta ahora, sigue creando ilusiones y buenas lecturas, yo seguiré disfrutando del placer de leer aquello que creas y das forma, como tu disfrutas escribiendo y creando ilusiones.
Muchísimas felicidades y mucho ánimo

Tessa C. Martín

¡Qué bonito, Glace! Muchísimas gracias por tus palabras de ánimo y los buenos deseos. ¡Un abrazo enorme ! :*


Deja un comentario

Deja un comentario